Técnicas de juego para niños con autismo: Corazonada y Corazonado Técnicas de juego para niños con autismo: Corazonada y Corazonado

Técnicas de juego para niños con autismo: Corazonada y Corazonado

Esta experiencia, sencilla como todas las propuestas que les hacemos, fue realizada en el mes del amor que es febrero y que también es el mes más corto del año. ¿Será por algo? En todo caso la propuesta es seguir sugiriendo actividades para abordar con los niños las relaciones de amistad y amor.

En esta ocasión necesitaremos un cartón, un palito, pegamento y pintura. Después con botones o lo que tengamos, podemos crear los ojos, la nariz y la boca de CORAZONADA Y CORAZONADO, los dos títeres que van a ser los protagonistas.

Una vez que están creados los personajes, se propone a los niños/titiriteros que escojan sus personajes y les sugerimos una situación que puede ser, por ejemplo, que Corazonada y Corazonado se encuentran en un parque y se conocen. A partir de ahí los titiriteros crean una historia.

Pueden suceder muchas cosas, y de hecho nos sucedieron. Y ocurrió en varias ocasiones que Corazonado tenía demasiada prisa por besar a Corazonada. Nos llamó la atención una niña, que manejaba a Corazonada, pidiera al otro títere que fuera despacio, que primero tenían que conocerse. A continuación la niña llevó su títere donde Corazonado no la alcanzara ¿Les suena a algo?

También nos pasó, cuando estaban presentes personas adultas – ya sea viendo o formando parte de las historias improvisadas – que estas recurrieron a la charla moraleja. Oh…pero estamos jugando, estamos en teatro y es a través de la acción vivida (y los niños viven intensamente sus historias) como podemos encontrar salidas o diferentes propuestas y con más posibilidades de que supongan verdaderos cambios porque partimos no de los consejos sino de la acción sentida y en presente. Aprendamos pues las personas adultas de esta niña que sencillamente apartó y protegió a Corazonada de los impulsos precipitados de Corazonado que, sin necesidad de más, propuso a la niña, en vez de un beso, una merienda.